Contáctenos Quiénes somos
Noticias | Redacción Espacinsular

El 35 % de las personas mayores de 18 años sufre de la presión alta, la suma de obesidad y sobrepeso llega a 60%, el 10% de la población es diabético y el 26% sufre de colesterol alto.

Las personas con estas afecciones tienen un mayor riesgo de desarrollar complicaciones graves a causa del COVID-19. Así lo explicaron las organizaciones articuladas en la Alianza por la Alimentación Saludable.

Advirtieron que la mala alimentación es la causa del 20% de las muertes en República Dominicana. 5 de los 6 primeros riesgos para la salud dominicana están directamente vinculados a la mala alimentación. “La falta de información nos lleva, sin saberlo, a envenenarnos y a envenenar a nuestros niños, con comida insana”, indicaron en un comunicado.

Según el colectivo, en el país se come más del doble de sal y grasas saturadas de lo recomendado por la Organización Mundial de la Salud, y al menos 4 o 5 veces el máximo recomendado de azúcar. Afirmaron que se requieren leyes y políticas públicas dirigidas a promover y garantizar el derecho a una alimentación adecuada y a proteger la producción local. Llamaron a los candidatos presidenciales de todos los partidos a comprometerse con:

1. Facilitar a la ciudadanía el acceso a productos locales sanos para incentivar su consumo

2. Promover la educación alimentaria y nutricional a través de campañas pedagógicas

3. Incrementar impuestos a los alimentos peligrosos para la salud  

4. Fomentar la investigación sobre enfermedades vinculadas a los hábitos nutricionales en el país

5. Garantizar el correcto etiquetado de los alimentos, en cumplimiento de la Ley General de Protección de los Derechos del Consumidor

“Si aquí se protegiera la producción local y la gente comiera más alimentos sanos, producidos en nuestros campos, y menos veneno de las grandes industrias, tendríamos una población más saludable y mejoraríamos estas estadísticas tan alarmantes”, sostuvo Quintino de los Santos, vocero del Movimiento de Campesinos Trabajadores de Las Comunidades Unidas (MCCU).

En la Alianza por la Alimentación Saludable participan la Confederación Nacional de Mujeres del Campo (CONAMUCA), la Asociación Nacional de Enfermeras (ASONAEN), el Observatorio Nacional Para la protección del consumidor (ONPECO), Articulación Nacional Campesina (ANC), el MCCU, y la Alianza por el Derecho a la Salud (ADESA), además de profesionales y activistas independientes.