Contáctenos Quiénes somos
Opinión | Telésforo Isaac / obispo Iglesia Episcopal Dominicana

Aquí se tratará del tiempo y espacio de la prehistoria después de los mitos en la Biblia que narraban supuestos sucesos entre Dios y los primeros habitantes de la tierra. 

| Miguel Ángel Cid Cid/Consultor Internacional

Todo buen inicio es una premonición de un excelente final. El Festival Internacional de Teatro no es la excepción. Revivió los sueños construidos por Rafael Villalona y trazó los retos del Ministerio de Cultura. Entender que Santiago es Santiago: la Ciudad Corazón.

El Centro de la Cultura de Santiago “Srta. Ercilia Pepín” enfocó sus objetivos —desde el principio— en la creación de un público asiduo al teatro. El FITE 2023 —quizás sin saberlo— centró sus propósitos en empujar, desde el pasado al presente, el proyecto inicial del Centro.

El maestro Rafael Villalona (1942-2012), actor, dramaturgo y Gloria Nacional del Teatro, diseñó y puso en marcha el proyecto de gestión cultural en Santiago de los Caballeros. La iniciativa consistía en promover el nacimiento de un público experimentado en la observación del arte dramático. La pericia sería la garantía del disfrute teatral.

Por lo anterior, se creó el grupo Teatro Popular del Centro (TPC), no sólo para la actuación, sino como animadores de la gestión cultural en sentido general. Es decir, los integrantes del TPC tenían que trabajar con los clubes culturales de la época en los barrios y los campos.

Que yo recuerde, ningún miembro de un club tuvo que pagar para entrar a ver una obra teatral o disfrutar de un concierto. El CCS les facilitaba las entradas. Al poco tiempo se organizaban teatro-foro, conversatorios para hablar de lo aprendido en las presentaciones. Se debatía, además, sobre las opiniones críticas de los montajes.

No fue uno ni dos los grupos teatrales que se formaron en la región inspirados por este trabajo tesonero. Tesón que se fue apagando luego de la salida a destiempo del maestro Villalona. El reto actual consiste en evitar que él se lleve su trabajo a la tumba.

Y lo anterior es un peligro latente. Porque hoy solo queda la reminiscencia y el deseo encarnados del actor y director Robinson Aybar de recuperar el proyecto didáctico y recreativo de su maestro Rafael Villalona. Pero un presupuesto miserable se cruza como piedra en el camino.

La participación en el FITE

La participación en el FITE se aborda desde dos miradas diferentes: la primera es desde la asistencia de público a las presentaciones. En tanto que la segunda, se ocupa de observar la integración del público a la actuación desde el auditorio.

En lo que respecta a la participación del público, el entusiasmo rebosó los límites de asistencia. El solo hecho de tener —de manera simultaneas— las salas Restauración y la Julio Alberto Hernández del Gran Teatro del Cibao repletas de gente es un acontecimiento histórico. Y que esa misma noche se abarrotó la sala Héctor Inchaustegui Cabral del Centro de la Cultura, eso no tiene precedente.

Ésas son las tres principales salas de Santiago. 

La segunda visión es, sobre la intervención del público en la puesta en escena. O sea, cuando los espectadores se integran a la actuación para complementar las insinuaciones gestuales de los protagonistas. Cuando se rompe lo que en el teatro se conoce como la cuarta pared.

¿Por qué es la cuarta pared? La sala de presentación tiene un muro imaginario que marca distancia entre el público y los actores. Si los actores logran comunicación directa con su público es porque rompieron esa pared que los separa.

El fenómeno señalado se convirtió en un suceso común, presente en la mayoría de las puestas en escena. El logro repetitivo habla, por un lado, de la calidad de la actuación de los grupos teatrales presentados. Evidencia, por el otro lado, la existencia de un público educado en la observación escénica.

Pero los santiagueros o cualquier otra ciudad del interior —así llaman en Ciudad Trujillo a los pueblos que trascienden sus límites— que no se unten. Lo dijo el viceministro de Participación Popular Giovanny Cruz Durán:

— …desconcentrar tiene un costo muy elevado. Imaginen que, para este festival el Ministerio tuvo que traer a Santiago toda la logística de operación. El Ministerio quedo prácticamente solo.

Cierto, concentrar tiene un costo elevado, pero el costo de descentralizar es más bajito, más cómodo, más llevadero… Me explico, si el Ministerio de Cultura hubiera decidido descentralizar en vez de desconcentrar, los huevos de la lechuza no habrían tenido que sacarlos de su nido.

Lo anterior indica que, si el Ministerio de Cultura hubiera integrado a los funcionarios locales al Comité Organizador, por ejemplo: a Rafaelito Mirabal, director regional de Cultura; a Robinson Aybar, director del Centro de la Cultura de Santiago; entre otros, el gallo cantaría mejor. El equipo logístico no hubiera tenido que salir de la metrópolis.

¿Será que ven sombras en los aplausos?

Pero, de todos modos, el empuje que le ha dado el FITE al desarrollo de las artes escénicas en Santiago y el Cibao es trascendental. Es y debe de ser, el punto de partida para recuperar el espíritu pedagógico del maestro Rafael Villalona.

Ese sería el milagro de Milagros Consuelo de la Altagracia Germán Olalla, ministra de cultura, para dejar una impronta junto a su equipo de trabajo.

 Erratas:

Ø Sobre el artículo anterior El Festival de Teatro que volvió por Santiago. Párrafo uno dice: “nadie savia donde” léase “nadie sabía dónde”. Párrafo siete dice: “cede del…” léase “sede del” y en el párrafo doce: para que las loas” se leerá parece que las loas”.


| Amy Goodman y Denis Moynihan:

Más de 9.000 palestinos —entre ellos 3.700 niños y niñas— han muerto a causa de los bombardeos que Israel ha lanzado contra Gaza en las últimas semanas y de la invasión terrestre que el Ejército israelí ha iniciado recientemente, con el pleno apoyo del Gobierno de Estados Unidos, mientras los llamamientos mundiales a un alto el fuego continúan sin ser escuchados.


| Riamny María Méndez Féliz

A la 1:00 de la madrugada los calderos de aluminio sonaban y sonaban contra la meseta de su cocina. El ruido de los escobazos atravesaba la calle y llegaba hasta mi casa.  


| Fuente Externa

Ciudad de Gaza, Palestina. Esta impactante imagen retrata las secuelas de un ataque israelí contra la ciudad de Gaza, donde personas resistentes y fotógrafos documentan la destrucción.


| Telésforo Isaac / obispo Iglesia Episcopal Dominicana

Me parece bien indicar al lector que la narrativa de “El capricho del profeta Jonás”, es una forma de decir, que el pueblo hebreo, Israel, ha tenido desprecio por otras gentes, llamados por ellos: gentiles, paganos; y también  ha asumido un sentido de descrédito por otros linajes  de su misma  tradición abrahámica, o sea, musulmanes, árabes y, muchas veces, los seguidores de Cristo.


| Amy Goodman y Denis Moynihan:

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, dijo el martes ante el Consejo de Seguridad de la ONU:


| Leonardo Boff/Teologo de la Liberación

Nietzsche repitió muchas veces que lo inhumano (allzumenschlich) forma parte también de lo humano.


| Miguel Ángel Cid Cid/Consultor Internacional

Hacia siete años que estaba desaparecido. Nadie savia donde se había metido el Festival Internacional de Teatro. Siete años después volvió por Santiago de los Caballeros y el Cibao. Volvió por donde tenía que venir.


| Riamny María Méndez Féliz

Ya se han escrito ensayos, reportajes y artículos científicos sobre la radicalización y el conservadurismo de diversos grupos religiosos cristianos y su relación con políticos anti derechos.


| Leonardo Boff/Teologo de la Liberación

El devastador y letal ataque al hospital batista Al-Ahli en el centro de Gaza, sostenido por los anglicanos, es un claro crimen de guerra según las leyes internacionales. Hay una guerra de versiones sobre quien lo causó.


| Amy Goodman y Denis Moynihan:

El número de muertes sigue aumentando en Gaza a medida que Israel impone un castigo colectivo a los 2,4 millones de palestinos que se encuentran atrapados en ese enclave ocupado, que ha sido descrito como la cárcel a cielo abierto más grande del mundo.


| Miguel Ángel Cid Cid/Consultor Internacional

En la semana que recién culmina, los medios de comunicación y las redes sociales parecían no dar abasto con los hechos amontonados en las bandejas físicas y virtuales. La selección natural era insuficiente, Pero la peculiar renuncia de Francisco Matos rompió los esquemas.