Contáctenos Quiénes somos
Medio ambiente | Fuente Externa

Olas de calor severas, sequías, inundaciones... Los sucesos climáticos extremos son grandes desafíos, especialmente para los países más pobres y vulnerables.

Pero también las naciones con altos ingresos están cada vez más amenazadas por estos fenómenos.

El Índice de Riesgo Climático Mundial que se elabora cada año muestra que en el año 2018 países industrializados como Japón o Alemania fueron los más golpeados por las olas de calor y las sequías severas.

Estos países ocupan la posición primera y tercera de este particular ranking, que elabora cada año Germanwatch.

Filipinas, por su parte, tuvo que hacer frente al tifón más poderoso registrado en todo el mundo en el 2018, y ocupa la segunda posición.

Japón debió pagar un alto peaje por estos embates climáticos: 1282 fallecimientos

 

El estudio señala que Japón debió pagar un alto peaje por estos embates climáticos: 1282 fallecimientos, causados sobre todo por aguaceros, tifones y olas de calor.

La cifra supera la registrada en Alemania, donde oficialmente los estragos de la meteorología se cobraron 1246 víctimas mortales, sobre todo por las muertes causadas por las olas de calor. Y en Filipinas, las muertes oficiales por estas causas sumaron 465.

En esta lista, aparecen en las siguientes posiciones Madagascar (72), India (2081), Sri Lanka (38), Kenia (113), Ruanda (88), Canadá (103) y Fiji (8).

Puerto Rico, Myanmar y Haití fueron los que afectados en el balance de los últimos 20 años

 

España ocupa la posición 38, con 43 fallecimientos relacionados con tormentas e inundaciones sobre todo en las zonas del Levante y sur de la Península, según explica David Eckstein, uno de los coordinadores del trabajo.

Ha escalado nueve posiciones, puesto que en el ranking del año anterior ocupaba el puesto 47. Sin embargo, cuando se calculan las clasificaciones medidas de un período plurianual, España pasa del puesto 34 (datos de 1998 a 2017) a lugar 29 (con datos de 1999 a 2018), lo que también demuestra que es cada vez más vulnerable a los impactos climáticos.

Balance en 20 años

De todas manera, si se hace un balance global de los ocurrido en los últimos 20 años (concretamente, en el período 1999 a 2018), los países pobres tuvieron que afrontar los impactos mucho más altos.

De hecho, siete de los diez países que más han padecida la meteorología extrema son naciones en vías de desarrollo con ingresos bajos medios-bajo per cápita.

Puerto Rico (150 muertes de media anual), Myanmar (7052) y Haití (274) fueron los que afectados, según este índice de riesgo climático a largo plazo, seguidos por Filipinas, Pakistán, Vietnam, Bangladesh, Tailandia, Nepal y Dominica.

Aproximación a la vulnerabilidad

España ocupó la posición 38 en la lista,del año 2018, pero está en el lugar 29 si se valora los últimos 20 años.

 

¿Y cuál es la posición de España?

Cuando se calculan las clasificaciones medidas de un período plurianual, España pasa del puesto 34 (datos de 1998 a 2017) al lugar 29 (con datos de 1999 a 2018), lo que también demuestra que es cada vez más vulnerable a los impactos climáticos.

Inundaciones en Miami, en Florida, en septiembre del 2017
Inundaciones en Miami, en Florida, en septiembre del 2017 (Stephen Yang / Reuters)

Daños económicos

En los últimos 20 años, a nivel mundial, casi 500.000 muertes estuvieron directamente relacionadas con los más de 12.000 episodios climáticos extremos que han sido analizados.

En total, los daños económicos calculados ascendieron a aproximadamente 3,54 billones de dólares estadounidenses (calculados en poder adquisitivo).

“El índice de riesgo climático muestra que el cambio climático tiene efectos desastrosos, especialmente para los países pobres, pero también causa daños cada vez más graves en países industrializados como Japón o Alemania”, explica David Eckstein.

Reiteración en tres países

La reiteración es otra de las constantes que se aprecia.

“Países como Haití, Filipinas y Pakistán son golpeados repetidamente por acontecimientos climáticos extremos, sin que tengan tiempo para recuperarse por completo. Eso subraya la importancia de disponer de mecanismos financieros fiables de apoyo para estos países pobres, y no solo para su adaptación a las condiciones de cambio climático, sino también para afrontar las pérdidas y daños inducidos por el clima”.

Las olas de calor fueron una de las principales causas de los daños en 2018.

De los diez países que encabezan el ranking, Alemania, Japón e India sufrieron largos períodos de calor.

Olas de calor

Los estudios científicos están confirmando la cada vez más la estrecha relación entre el cambio climático y la mayor frecuencia y severidad del calor extremo, recuerda Germanwatch.

En Europa, por ejemplo, el advenimiento de olas de calor extremo ahora es hasta 100 veces más probable que hace un siglo.

Germanwatch recalca además que en el caso de los países africanos la incidencia de estas situaciones de olas de calor puede estar subrepresentados por la falta de datos.

En la cumbre del clima

“La cumbre del clima debe abordar la falta de financiación climática adicional para ayudar a las personas más pobres y a países a afrontar las pérdidas y daños. Son los más afectados por los impactos del cambio climático y carecen de la capacidad financiera y técnica para hacer frente a las pérdidas y daños”, añade Laura Schaefer, de Germanwatch enfatiza.

(SUSANA VERA / Reuters)

“Por lo tanto, la conferencia sobre el clima debe dar como resultado la decisión de determinar regularmente el apoyo a las necesidades de los países vulnerables para daños futuros. Además COP25 tiene que decidir sobre los pasos necesarios para generar recursos financieros fiables para satisfacer estas necesidades. No obstante, la implementación de la adaptación al cambio climático también debe fortalecerse”, añade

Germanwatch calcula anualmente el Índice Mundial de Riesgo Climático a partir de los datos que proporciona la compañía de reaseguros Munich Re, así como los datos socioeconómicos del Fondo Monetario Internacional (FMI).

 

A pesar de que la evaluación de los daños y muertes crecientes no permite extraer como conclusión que existe una directa influencia del cambio climático sobre estos sucesos, el panorama que ofrece puede ser una buena aproximación a los estados y territorios que pueden resultar afectados.

FUENTE https://www.lavanguardia.com/natural/cambio-climatico/20191204/472053787988/cumbre-del-clima-cambio-climatico-cop25.html