Contáctenos Quiénes somos
Medio ambiente | Redacción Espacinsular

En la conferencia que dictó en la tarde del lunes, 29 de julio en la ciudad de Baní, el experto estadounidense, Ernie Niemi, advirtió que el uso de carbón para generar electricidad podría afectar la actividad turística del país.

Explicó que cada vez más los turistas de los países desarrollados prefieren destinos ambientalmente sostenibles, con entornos sin contaminación, y que contribuyan a reducir las emisiones de dióxido de carbono causantes del calentamiento global y del cambio climático.

Manifestó que un país cuya matriz eléctrica sea preponderantemente en base al carbón mineral y en términos relativos gran emisor de C02, no es un destino atractivo para el turismo, muy especialmente frente a otros destinos en la región que promueven como marca la sostenibilidad ambiental y la conservación de la naturaleza.

El experto expresó estas consideraciones en apoyo a la conversión a gas natural de la termoeléctrica de Punta Catalina que está integrada por dos plantas de carbón mineral que producirán 770 megavatios al año, que representarán alrededor del 40% de toda la electricidad del país, con una emisión anual de 6.34 millones de toneladas de dióxido de carbono.

El científico estadounidense se encuentra en país invitado por la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, UASD, por el Instituto de Abogados Para la Protección del Medio Ambiente (INSAPROMA) y el Comité Nacional de Lucha Contra el Cambio Climático (CNLCC), para dictar dos conferencias y sostener encuentros con generadores eléctricos, autoridades y sectores productivos sobre la viabilidad de la conversión de Punta Catalina a gas natural.

Durante la conferencia pronunciada en Baní, Niemi planteó que los costos para producir electricidad con carbón mineral son muy altos. Por cada mil dólares invertidos en carbón para generar electricidad, se deben gastar dos mil dólares en salud y otros quince mil dólares por los daños asociados al cambio climático, precisó.

Dijo que cada tonelada de dióxido de carbono emitido por plantas de carbón, produce daños por 417 dólares promedio al año, un costo que es asumido por la población en muertes, enfermedades, pérdidas en la producción y destrucción de infraestructuras públicas y privadas.

Informó que Punta Catalina producirá daños en salud y relacionados con el cambio climático de alrededor de 1,130 millones de dólares al año, que afectarán en primer lugar a las comunidades aledañas a la termoeléctrica.

Citó al Fondo Monetario Internacional, FMI, que estableció que los costos de salud causados por la contaminación del carbón son de 57 dólares por tonelada de C02 emitida, sin incluir los demás costos del calentamiento global.

Ernie Niemi es economista especialista en la aplicación de los principios de análisis de costo-beneficio de proyectos energéticos y de valoración y análisis de impacto económico de recursos naturales con experiencia en varios continentes.

Posee una maestría en planificación urbana y regional de la Universidad de Harvard, 1978, y una licenciatura en Ciencias Químicas de la Universidad de Oregón, 1970,

A la conferencia celebrada en Baní, asistieron la gobernadora provincial, Nelly Melo de Guerrero, los exdiputados Licelot Arias y Milcíades Marino Franjul, periodistas y numerosos dirigentes sociales y comunitarios.

Las palabras de apertura de la conferencia estuvieron a cargo de la profesora Virtudes Ramírez, dirigente local de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), el economista y dirigente del CNLCC, Héctor Turbí, presentó al conferenciante y la dirigente de la Federación de Mujeres Campesinas de Baní, FEMUCABA, Dionaris Soto, comentó la conferencia.